Los extintores son una medida de seguridad que se utiliza en empresas, escuelas, hospitales que nos ayudan a evitar una tragedia en caso de fuego. En esta nota queremos contarte las características generales, así como las medidas de prevención al momento de llenado de los extintores.  

Los extintores están elaborados estratégicamente para que puedan ser transportados de forma sencilla, los más pequeños son utilizados para el hogar e incluso para automóviles y los más grandes son especialmente utilizados en grandes industrias. El color de los extintores siempre es rojo, esto debido a las normativas y su vida útil será de 20 años según la fecha de la primera carga.

Es recomendable que los extintores se encuentren colocados a máximo 1.20 metros del suelo o incluso en el suelo, pero siempre con una señalización.

Estos equipos disponen de un elemento de seguridad, el cual sirve para evitar el disparo involuntario del contenido de este.

Los extintores de polvo tienen un manómetro especializado que indica si este tiene buena presión, esto mediante una aguja que deberá estar en la zona verde. En cambio, los extintores que contiene CO2 no necesitan manómetro, ya que siempre van a tener una buena presión.

Todos los extintores deberán llevar una placa en la que se indique la presión, el número de cada aparato, la fecha en que se realizó la primera prueba y las posteriores.

Según las normas, cada tres meses los propietarios de los extintores deben realizar una comprobación de la accesibilidad y buen estado del extintor.

En CARBOCO2 somos especialistas en el llenado de extintoress, llámanos y te daremos asesoría.